Todos formamos una gran escuela

educaixa-search Portlet

Publicador de contenidos

Publicador de contenidos

Wendy Woon, directora de educación del Museo de Arte Moderno de Nueva York, MOMA, habla sobre la importancia de complementar la educación escolar con actividades llevadas a cabo en museos, centros culturales y espacios recreativos. En sus palabras, “estas instituciones albergan innumerables formas y muestras de conocimiento, ingenio, creatividad e imaginación. Integrar de manera continua y sistemática la educación escolar con experiencias de aprendizaje en dichos centros es fundamental”.

Su impacto positivo sobre el aprendizaje y el rendimiento del alumnado, así como la calidad de la educación misma es indiscutible. La investigación está hecha y sabemos que funciona. Esto ha sido corroborado por la Unesco. En su publicación sobre el rol educativo y social de los museos de 2015 destaca los beneficios de fomentar sinergias entre las escuelas y los actores educativos externos a esta.

Entre los beneficios más importantes que cabe destacar se halla el impacto positivo sobre la equidad y sobre la calidad de la enseñanza y el aprendizaje.

 

Por un lado, gracias a los museos, las bibliotecas y los centros culturales podemos brindar acceso a experiencias educativas complementarias y diversas a todo el alumnado. Estos centros hacen posible, además, adaptar la enseñanza a las necesidades, las habilidades y los intereses de cada individuo, y alcanzar así un aprendizaje significativo.

Por otro lado, tal como documenta la OCDE, en su publicación The Nature of Learning, los niños y jóvenes se benefician al salir del aula y aprender en diferentes entornos. Todos aprendemos mejor de una variedad de personas, trabajando con diferentes métodos y siendo expuestos a estímulos y temáticas diversas. Las competencias y habilidades clave se perfeccionan y desarrollan, los maestros son apoyados e inspirados y se fomenta la creatividad, el pensamiento crítico y la generación de ideas por parte del alumnado.

 

Para tomar ventaja sobre estos beneficios es necesario que las escuelas y los distintos centros educativos externos a esta trabajen conjuntamente en el desarrollo de alianzas, acciones y canales de comunicación directos entre sí. Este trabajo conjunto debe ir más allá de la coordinación de agendas. Debe haber una coordinación en cuanto a temáticas, metodologías y creación de espacios educativos prácticos con capacidad para atender al alumnado en toda su diversidad.

 

Woon destaca un tercer aspecto clave en la labor educativa de los museos y los centros culturales: el valor de las profesiones y líneas de trabajo que allí están representadas, tales como educadores, artistas, curadores, investigadores, académicos, creadores; así como las disciplinas académicas: marketing, fabricación, redacción, enseñanza, construcción, diseño, administración, finanzas, carreras digitales y técnicas... la lista continúa. Estos centros, pues, no son solo lugares para absorber conocimiento y ponerlo en práctica, sino que proporcionan a los más jóvenes la posibilidad de interactuar con estos actores y estas disciplinas que potencian sus talentos e intereses.


Al proporcionar inspiración y abrir oportunidades a los niños y jóvenes en torno a las artes, la ciencia, la historia y el patrimonio mejoramos la calidad educativa, el rendimiento escolar, fortalecemos nuestras instituciones culturales y enriquecemos nuestras vidas. Juntos, todos formamos una gran escuela.

Publicador de contenidos

Publicador de contenidos

¿QUIERES QUE TE AVISEMOS DE ACTUALIDADES SIMILARES?

educaixa-valoraciones Portlet

-/5

Valoración media global

Basado en 0 valoraciones

¿HAS PARTICIPADO?

Aplicaciones anidadas

Consentimiento GDPR